11.3.10

Avestruces

He abierto la puerta de mi casa y se han colado tres avestruces, se han sentado en mi cama y han empezado a cotillear. Yo no sabía de quién hablaban y, cuando me tenía que duchar, una me miraba mientras me desnudaba y me he empezado a tapar. El avestruz le ha dado un codazo a las demás y se han empezado a partir de risa de mí, pero me he metido en la ducha y al salir seguían ahí. Han arrasado con mi nevera, me han descolocado todos los libros, y se están probando mi ropa. Pero como todo les queda corto, les he dicho que mi vecina es más alta y que ahora mismo no está. Así que ahí van las tres, en busca de algo que les quede bien.

31 Diciembre 2002

No hay comentarios:

Entrada destacada

Las plantas de mi tía Carmen