11.3.10

Objetos perdidos

Ayer se me debieron caer las orejas en el taxi, porque en casa no las encontré por ningún lado. Llamé a radio-taxi pero no han encontrado nada. Así que hoy me he puesto los pendientes en el pelo, pero se me caen todo el rato. Oigo bien, pero no tengo dónde sujetarme el pelo. He intentado ponerme coleta, pero no me favorece. Y el caso es que me gustaban mis orejas. Si alguien encuentra un par de orejas en un taxi, por farvor, que se ponga en contacto conmigo. Estoy harta de ir a Corporación Dermoestética. Cada vez que pierdo algo, me lo reconstruyen mal y me cobran un ojo de la cara.

19 Noviembre 2002

No hay comentarios:

Entrada destacada

Las plantas de mi tía Carmen