15.3.10

Yo también quiero

Esta mañana, mientras paseaba con mi perra tranquilamente, aprovechando el solecito de la mañana, dos hombres mayores caminaban delante de mí, y uno le decía al otro: "El caso es que, no me había dado cuenta, pero tantos meses con el catéter... Ahora siento como que nadie me cuida. Nadie me vigila".

18 Febrero 2009

No hay comentarios:

Entrada destacada

Las plantas de mi tía Carmen