Feliz cumpleaños

De un tiempo a esta parte, siento que nuestra relación no funciona. No sé, cuando le veo me aburro. Es que noto como que no hablamos el mismo lenguaje, no nos gustan las mismas cosas. Cundo paso tiempo con él, lo hago como un esfuerzo. Me parece tiempo perdido. Ya, suena fatal, ya lo sé. Nunca se lo había contado a nadie.

Hasta hoy. Hoy mi chico me ha preguntado qué quiero que me regale por mi cumpleaños. Y de pronto ha conseguido que me sienta como con prisa. Con ganas de que se vaya para volver a verle. Como si me hubiera puesto unos deberes apetecibles, y él me fuera a examinar nada más verme la próxima vez. Y oye, estoy nerviosa. O más. Ansiosa. Ansiosa por verle. No he redactado nada. Poque me he ido de compras toda preocupada, y el caso es que pensaba plantearme el tema entre tienda y tienda. Pero no me ha dado tiempo. El caso es que aquí estoy. He quedado aquí con él. Y no me había dado cuenta, pero empieza a llover. Qué raro. No viene. Y es extraño. Él nunca se retrasa. Pero no puede ser. No sé. Llueve. Y no viene.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
wow , y decían que no existía la telepatía ...

[ bravo, Almu , muy bueno ...]
almu ha dicho que…
Mr. Percival, ¡este post es absolutamente incomprensible!
Percival H. Fawcett ha dicho que…
pos yo sí lo entiendo ...lo que no es garantía de nada , ya sé.

y , ah , lo de las tiendas de barrio , es una buena idea !

( un saludo Almu )
almu ha dicho que…
Gracias! La verdad es que hacerlo es lo mejor de todo.
Javier ha dicho que…
Precioso. Aunque sea incomprensible.