8.1.11


Hace poco estaba paseando a mi perra por la Plaza de Oriente, y haciendo fotos aprovechando la niebla. Entonces comencé a escuchar lo que un guía le explicaba a una serie de turistas: 

"El palacio lo hizo construir Felipe IV, pero nunca llegó a vivir en él, por eso su estatua ecuestre está de espaldas a él. Si estuviera de frente, es que el rey que lo hizo construir, lo habría llegado a habitar. Y si os fijáis, el caballo tiene sólo dos patas apoyadas en el suelo. Si tuviera las cuatro, significaría que perdió la guerra y murió en ella. Si tuviera sólo tres en tierra, es que habría perdido la guerra pero habría sobrevivido. En este caso, al tener dos levantadas, es porque la ganó". 

No sé si esto es verdad, porque estoy tan acostumbrada a escuchar tantas barbaridades por parte de los guías, que ya no me creo nada. Pero me ha parecido muy curioso."

3 comentarios:

juanba dijo...

Hay otra explicación para lo del caballo y no coincide con la del guía, es esta: Si una estatua en el parque de una persona a caballo
tiene dos patas en el aire, la persona murió en combate, si tiene una de las patas frontales en el aire, la persona murió de heridas recibidas en combate, si el caballo tiene las cuatro patas en el suelo, la persona murió de causas naturales.

José dijo...

Y si el caballo tiene sólo la cola en el suelo y ninguna pata es que el jinete ni fue a la guerra, ni murió en combate, ni sabe montar a caballo ni leches.

Lo dejo dicho por si alguien decide hacerme una estatua ecuestre.

almu dijo...

Anotado queda

Entrada destacada

Las plantas de mi tía Carmen