Ir al contenido principal

Burdeles abandonados

Abandonalia
Los lugares abandonados siempre me han provocado un morbo y una curiosidad especial. Al entrar en ellos me siento como si viajara en el tiempo, como si me sumergiera en otro universo, en el pasado de un desconocido, en una parte de la vida de alguien que ya no existe. Me gusta recorrerlos en busca de pistas, me hago un álbum de fotos mental y con ellas me monto mi propia película. 

Por eso, aquí os dejo esta selección de fotos de distintos clubs de alterne que he encontrado por ahí. 








Estas fotos pertenecen a un club de alterne en algún rincón de España, y las he encontrado en este fastánstico blog, del que ya soy la primera admiradora: Abandonalia

Foto de Jesse Childers
Camión aparcado junto a un burdel abandonado en Fallon, Nevada. 

Foto de Noel Kems
Entrada a un burdel situado en Brownwood, Texas. Abandonado desde hace más de 60 años. Según el autor, al recorrer el lugar encontró esqueletos de pájaros, que se debieron colar dentro pero no encontraron la forma de salir. 

Foto de Jason Grant
El lugar albergaba unas 12 habitaciones, y era uno de los locales más visitados durante la Segunda Guerra Mundial, puesto que muy cerca había instalado un campamento militar con 80.000 soldados. 

Foto de Jason Grant


Foto de Noel Kems



















Ahora nos vamos a Seúl, Corea del Sur. 

boktoki

boktoki

boktoki

boktoki

Volvemos a España. Al Hotel Aragón, en Castejón de Monegros fotografiado por Xavier Aragonés García, y aquí podéis ver todos sus proyectos. 

Add caption


Xavier Aragonés García
Xavier Aragonés García
Xavier Aragonés García



A continuación, un club de alterne en Montgomery Pass, Nevada. 

Jesse Childers

Nevada es el único de los Estados Unidos en el que la prostitución es legal, siempre que los clubs de alterne cuenten con su licencia en regla. Normalmente se encuentran a las afueras de las ciudades, como es el caso del Janie's Ranch. 

Jesse Childers
Otro burdel abandonado en Rhyolite, Nevada. 

Jitze Couperus

Jitze Couperus
Y volvemos a España, donde nos encontramos este burdel situado en Buñol, fotografiado por por Nacho Labrador, autor del blog territorioabandonado.org, dedicado también a rincones desiertos.




Idea gracias a @lsmntr vía EnvironmentalGraffiti

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
De parte de uno que siente una gran fascinación por las cosas viejas y abandonadas, gracias. El caso es que nunca se me había ocurrido lo de los burdeles abandonados. Supongo que hasta ahora pensaba que con tanto hijo de puta suelto por el mundo siempre habría herederos para ocuparlos cuando se acaba el negocio.
almu ha dicho que…
Gracias a ti :-)

Entradas populares de este blog

La dispersión. Hasta cuándo

Esas madres planchando ropa de cama para que su preso pueda oler a casa.

Esos críos que se saben los bares de carretera en 1000 kms como la palma de su mano.

Esos cacheos insoportables y gratuitos a ancianos. Esas cabinas sucias cuando las demás están relucientes.

Esos kilómetros insoportables e injustos que tienen que soportar madres, padres, hijos y abuelos, porque su familiar está a cientos y cientos de kilómetros de su casa.

Esas ausencias. Esos silencios. Esos presos enfermos que no reciben la asistencia médica que necesitan porque el Estado español y el sistema penitenciario se ensaña con ellos.

Este finde a ver a mi hermano a 700 km y el que viene a mi amigo a 1000km. Qué economía sostiene eso.

Qué es la dispersión. Quién la inventó. Quiénes la mantienen. Dónde quedan los DDHH.

Qué sueñan esos niños. Qué sueñan esos padres. Qué sueñan esos hermanos. Qué pesadillas tienen.

¿Cuánto duran 45 minutos?

¿Te atreves a llorar cuando le ves?

¿Ven la luna llena desde esa cárcel?

¿Cuál e…

A pelo

Siento un terrible desprecio por aquellos que se aferran a las frases hechas para rellenar espacios de silencio necesarios. El tiempo lo cura todo. No estás solo. Mañana será otro día. Ante todo mucha calma. Pues despierta y calla porque el tiempo no cura nada. Tu gente muere, las heridas duelen, la realidad te pudre y tú envejeces más mal que bien, igual que todos. Con el tiempo solo aprenderás a convivir con tus ausencias y tus miserias, pero no esperes que los días se conviertan en vendas o tiritas. O te ayudas tú, o te hundes. Agárrate fuerte mientras te follan a pelo. Porque sí. Porque estás solo. Sobre ti solo está el cielo. Despierta. Abre los ojos. Y si no tienes nada que decir, cállate.

Michelangelo’s handwritten 16th-Century grocery list