¿Un paseíto en helicóptero sobre Manhattan?


Da igual si estás en pijama. No hace falta ni que te pongas las zapatillas. No te abrigues. Tampoco busques la cartera porque aquí no te hace falta. Sólo tienes que relajarte, entrar en el siguiente enlace y disfrutar. Ah, no, un momento... Como el piloto no creo que te pueda escuchar, te aconsejo que le quites el volumen al ordenador.

¡Bienvenidos abordo!

¡A volar!

Comentarios