Vagón de metro


Un vagón con olor a laboratorio medio vacío y medio lleno. Una mujer mayor mira insistentemente a una joven para que le ceda el asiento. Una mujer joven observa a un chico mirando a una adolescente, pensando en lo mucho que hace desde que la miraron a ella, y lo poco también. Un borracho entona una extraña saeta dedicada a una chica que le ignora mientras charla con otra en holandés. Se abren las puertas. Entra un ciego con un perro y un hombre empujando un carrito enorme de bebé. Todo el mundo observa al ciego. El perro mira a todo el mundo pero a él nadie le ve.

Comentarios