22.1.14

Pequeñas enormes amistades

Tengo un amigo que es una de esas personas insólitas, que en grupo parece que se diluyen, pero si te fijas, son los que lo mantienen unido. Y hacen verdaderas barbaridades porque así sea. Barbaridades sutiles, de esas que parece que no ocurren, pero que, sin ellas, desaparecerían muchos de los afectos que nos unen a los otros.

No hay comentarios:

Entrada destacada

Las plantas de mi tía Carmen