11.3.10

3D

Acabo de estornudar una nube de clarividencia. Es tan limpia y resplandeciente que duelen los ojos al mirarla, pero he descubierto que con gafas de 3D se ve un ave del paraíso flotando en la nube, que me trae mensajes imposibles de comprender. Creo que la clarividencia tapa al ave, y yo soy su intermediario en la tierra, pero con estas gafas de plástico me voy a quedar definitivamente ciega.

28 Febrero 2003

No hay comentarios:

Entrada destacada

Las plantas de mi tía Carmen