11.3.10

Desvío de llamada

Esta mañana ha llamado un hombre a mi casa pidiéndome que la desalojara. Que sacara todas mis cosas. Que me fuera y no volviera. Sonaba desesperado. Con la voz quebrada. Mientras le escuchaba miraba mis cosas. La posibilidad de recogerlas todas. No tenía ganas de llevarme nada y he salido con lo puesto. He cerrado con llave y he abandonado mi casa.
Ya en la calle ha sonado mi móvil. Era el mismo hombre. Estaba en mi casa. Con mis cosas. Me ha dado una dirección donde pasar la noche. Una casa. Allí sonaba un teléfono. Esta vez era mi voz. Pidiéndome que volviera. He tenido que colgar. Me sonaba el móvil, y sabía que era ese hombre.

16 Enero 2003

No hay comentarios:

Entrada destacada

Las plantas de mi tía Carmen