11.3.10

Saltando tejados

Llevo varios días espiando desde los tejados de la ciudad. Salto de una casa a otra y me asomo a las ventanas, a los patios, robo la ropa colgada de los tendales y huelo la comida. Escucho conversaciones de mujeres, de niños que juegan a ser mayores, de mayores que juegan a ser obscenos. Cuando veo que alguien se asoma me quedo quieta, o lanzo una pierna en la dirección del viento, me convierto en veleta. Cada atardecer elijo un sitio distinto para ver cómo termina el día, y cada amanecer vuelvo de salto en salto a buscar otro donde comenzar.

23 Abril 2003

No hay comentarios:

Entrada destacada

Las plantas de mi tía Carmen