4.11.10

Estás fuera

He decidido destituirme. Aunque sea por una temporada. Una temporada larga. Lo suficientemente larga como para que me de tiempo a expropiar todos estos terrenos tan agotados que me rodean. Y montar una autopista. De esas grandes, de cuatro carriles en cada dirección, que den la vuelta a un enorme centro comercial de fachada de cristal. Cuyo interior sea una reproducción exacta de una isla caribeña construida a base de fibra óptica y PVC. Y cataratas por doquier. Y peces oxidados.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

El norte lo pierdes...

almu dijo...

De esto se trata, viendo el percal...

Percival H. Fawcett dijo...

pos claro...

Entrada destacada

Las plantas de mi tía Carmen