Autobús de línea

Bienvenidos al autobús de línea número 26, que recorre la parte alta de la ciudad, desde donde en breves momentos podrán divisar el mar. Ahora mismo estamos en un punto del recorrido en el que la gente camina rápido, pero a medida que vayamos avanzando, la pendiente les obligará a aminorar el ritmo, a bajar el tono de voz. Subirán la barbilla, y el viento procedente del sur les zarandeará la ropa suavemente, siguiendo el compás de un ritmo lento, de una música suave procedente de nuestra imaginación. Entonces los edificios permitirán que los rayos del sol interrumpan el paisaje, y el horizonte, brumoso, se despejará.

Comentarios