31.7.11

Silencio insoportable

Últimamente no soporto el silencio. Así que mantengo todo el día la televisión encendida aunque no la veo. Eso sí, la pongo a un volumen lo suficientemente bajo para que no pueda escucharla, y lo suficientemente alto como para que no quede limpio el sonido que producen mis pensamientos dentro de mi cerebro.

Y he abierto un nuevo blog:

Vivir con perro.

Entrada destacada

Las plantas de mi tía Carmen