¿Un paseíto en helicóptero sobre San Petersburgo?




No te vistas. No te abrigues. No cojas nada. Sólo relájate y disfruta... ¿estás preparado?
¡A volar!

Comentarios