6.3.12

Curry

Tengo un colega bastante infeliz. Se llama Curry, tiene los ojos tristes y físicamente es una mezcla entre Alfredo Landa y Pedro Picapiedra. No levanta del suelo más de 1,55 y no encuentra su lugar en el mundo. Y encima hoy me cuentan que ha salido en la tele. Y pensé, coño, que sea por algo bueno. Qué va. Era un reportaje sobre los que salen de marcha los jueves y no regresan hasta el lunes. Y el pobre Curry allí estaba, apoyadito en una barra intentando hacer amigos, mientras su jefe le creía en la cama con gripe y le miraba con ojos de indignación frente a la tele, mientras degustaba un menú de bar de polígono industrial.

23 de octubre de 2002

2 comentarios:

Paco Viera dijo...

Joder, qué bajona me ha dado. Pareciera que estuvieras hablando de mí. ¡Ánimo Curry!

almu dijo...

jajajaja entonces debería haberte dado subidón por no ser tú ;-)

Entrada destacada

Las plantas de mi tía Carmen