Ir al contenido principal

Las lecturas políticas del periodista Pedro de Alzaga


Pedro de Alzaga es subdirector de cuartopoder.es. y fundador de iberoamerica.net. También puedes seguirle en su perfil de twitter: @palzaga

¿Crees que la literatura juega un papel importante a la hora de remover conciencias?

Sí, aunque cada vez menos. Además este papel de remover
conciencias está siendo ocupado -y a veces usurpado- por el ensayo político que está creciendo en Internet.

¿Por qué cree que hay que leer?

Porque leer nos sitúa en nuestro tiempo y, en cierto modo, nos
enfrenta a nosotros mismos, a lo que somos, de un modo muy
sutil y efectivo. Por si fuera poco, la lectura, es una gimnasia mental fabulosa, como proceso de interpretación constante de
esos símbolos llamados letras.

¿Cómo empezaste a leer libros con peso político? 

Empecé a leer ensayo, político y de otras temáticas, muy tarde, después de la universidad y cuando ya llevaba años trabajando. Me matriculé en Ciencias Políticas en la UNED y empecé a descubrir a los grandes de la política y la sociología. En cualquier caso, lamento comunicarte que me considero un completo ignorante en la materia.

A los jóvenes que comienzan a despertar, ¿qué lecturas les
recomendarías? ¿Por dónde empezar?

Creo que no les recomendaría autores, sino que les sugeriría el proceso contrario: que elijan un tema político de su interés y lean toda la bibliografía relacionada. Ese proceso, ese viaje para documentarse, es más importante que lo que se pueda aprender en él, y les ayudará a casarse con las ideas y no con los nombres. De entrada, creo que les propondría que empezaran con un tema que pareciera no relacionado con la política, como por ejemplo la guerra civil española o la segunda guerra mundial, pero que en el fondo mostrara muchos de los ideales y los conflictos sociales cuando mejor se ven, cuando se encuentran en los extremos de la política.

¿Qué autores y obras te parecen imprescindibles? 

No recomendaría ningún libro político. No recomendaría a Galeano ni a Chomsky ni a Klein ni a ninguno de los nombres que suenan actualmente como referentes supuestamente políticos. Si las personas a las que se los recomendara fueran como yo,
desconfiarían automáticamente de cualquier libro entregado con esa tarjeta de visita (a mí me recomendaban a Clausewitz y aGracián, y maldita la gracia). Tal vez, preferiría sugerir ensayos o novelas que muestren el modo de organizarse de las sociedades y la lucha de clases. A mí me interesa mucho la historia política de América Latina gracias a libros más periodísticos o sociales que políticos. Se me ocurre ahora mismo 'Muerte en el Pentagonito' de Ricardo Uceda, que trata sobre la guerra sucia entre Sendero Luminoso y el Estado peruano y que a través de un relato periodístico explica muy bien cómo unos ideales justos pueden retorcerse hasta el esperpento y cómo el poder llega a abusar del monopolio de la violencia para ejercer el terrorismo de Estado. Entre esos dos frentes hay un montón de personas e ideales legítimos que son triturados, y el relato es peligrosamente similar a lo que puede verse hoy en día en este mundo.

¿Qué libros tienes ahora mismo en tu mesilla de noche?

Ahora mismo estoy leyendo un libro de textos inéditos de Cortázar. Nadaque ver con la política (aunque con Cortázar esto es mucho asegurar).

¿Me recomendarías tres libros?

Te recomendaría lo que se adivina tras 'El manifiesto comunista', pese a tratarse de un texto un poco chapucero y apresurado. 'El político y el científico' de Max Weber. Y 'Elogio de la locura', de Erasmo de Rotterdam.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La dispersión. Hasta cuándo

Esas madres planchando ropa de cama para que su preso pueda oler a casa.

Esos críos que se saben los bares de carretera en 1000 kms como la palma de su mano.

Esos cacheos insoportables y gratuitos a ancianos. Esas cabinas sucias cuando las demás están relucientes.

Esos kilómetros insoportables e injustos que tienen que soportar madres, padres, hijos y abuelos, porque su familiar está a cientos y cientos de kilómetros de su casa.

Esas ausencias. Esos silencios. Esos presos enfermos que no reciben la asistencia médica que necesitan porque el Estado español y el sistema penitenciario se ensaña con ellos.

Este finde a ver a mi hermano a 700 km y el que viene a mi amigo a 1000km. Qué economía sostiene eso.

Qué es la dispersión. Quién la inventó. Quiénes la mantienen. Dónde quedan los DDHH.

Qué sueñan esos niños. Qué sueñan esos padres. Qué sueñan esos hermanos. Qué pesadillas tienen.

¿Cuánto duran 45 minutos?

¿Te atreves a llorar cuando le ves?

¿Ven la luna llena desde esa cárcel?

¿Cuál e…

A pelo

Siento un terrible desprecio por aquellos que se aferran a las frases hechas para rellenar espacios de silencio necesarios. El tiempo lo cura todo. No estás solo. Mañana será otro día. Ante todo mucha calma. Pues despierta y calla porque el tiempo no cura nada. Tu gente muere, las heridas duelen, la realidad te pudre y tú envejeces más mal que bien, igual que todos. Con el tiempo solo aprenderás a convivir con tus ausencias y tus miserias, pero no esperes que los días se conviertan en vendas o tiritas. O te ayudas tú, o te hundes. Agárrate fuerte mientras te follan a pelo. Porque sí. Porque estás solo. Sobre ti solo está el cielo. Despierta. Abre los ojos. Y si no tienes nada que decir, cállate.

Michelangelo’s handwritten 16th-Century grocery list