Lo malo

Lo malo de trabajar tanto, es que una se convierte en un personaje secundario de su propia vida.

Comentarios