Baldo con la gente


Cuando yo empecé a escribir en este blog, tenía un perro que se llamaba Baldo. Aunque siempre he tenido perro, Baldo fue el primero con el que yo compartí mi vida entera. Era la primera vez que vivía sola yo con mi perro.
Baldo lo era todo para mí, dentro de lo que una persona puede entregarse a un perro. Porque todos los que tenemos perro sabemos que, por mucho que tú te entregues a ellos, los perros ganan siempre en ese terreno.
El caso es que Baldo era mi perro.
No sólo protagonizó muchos de los relatos que hay aquí dentro, sino que era la estrella invitada de cada minuto de mi tiempo.
Un día, así de repente, me bajé a la calle con él, y empecé a hacer fotos de la gente con mi perro. Fotos de la gente del barrio, de desconocidos, de amigos míos.
El caso es que he subido todas esas fotos a un blog, porque soy tan desordenada que las estaba perdiendo. Aún me quedan muchas por subir, pero este es el blog, el blog de Baldo. El blog de mi perro.
www.baldomontero.blogspot.com

13 Febrero 2008

Comentarios