11.3.10

Cambios

Me gusta fantasear sobre empezar de cero. Abandonar mi casa, abandonar mi vida... Antes me daban miedo los cambios. Cada vez que se avecinaba uno gordo se me quitaba el sueño. Me salían ronchas, dejaba de comer, hasta lloraba de impotencia a escondidas metida entre las sábanas. Ahora me río de esos cambios que tanto temía, pero además he perdido el miedo. Creo que, en parte, porque antes mi vida no me pertenecía tanto. Ahora no me importa lo que cambie. Hasta me gusta pensarlo. Sé qué responsabilidades tengo y aquí estoy. Para lo que haga falta. Me ofrezco. Que me vengan con cambios.

29 Abril 2003

No hay comentarios:

Entrada destacada

Las plantas de mi tía Carmen