11.3.10

El secreto

Desde que ella se fue, siempre mantuve la sensación de que me guardó un secreto en algún lugar, y yo tenía que descubrirlo. Porque se fue demasiado pronto. Sin darme tiempo a saberlo todo. Desconcertada rebusqué en todos los rincones, abrí sus libros, miré entre su ropa. Y pasaba el tiempo, y soñaba que ella me espiaba mientras yo buscaba. Poco a poco aprendí que sí, que me había guardado un secreto. Cada día lo voy descubriendo, a veces me alejo y otras me acerco. Pero está aquí dentro, y no habrá un día concreto en que lo haya descubierto. Simplemente estará conmigo, formándose, y sin darme cuenta, yo seré ese secreto.

23 Marzo 2003

No hay comentarios:

Entrada destacada

Las plantas de mi tía Carmen