11.3.10

Tiempo

El tiempo se me escapa. A veces lo noto pasar. Como una bocanada de aire usado. Con ese olor que tienen las calefaciones antiguas, de polvo caliente, de no ventilar. Y a veces soy yo la que lo empujo. Empujo el tiempo como cuando empujo con el dedo en el ratón porque la página no carga. Y el tiempo tarda más en pasar. Como cuando miraba el reloj en la pared de la clase. Y la profesora no se va. Por que era un reloj grande y viejo, con sonido a lata y no lo dejaba pasar. Los relojes digitales parece que van más rápido, porque su movimento es parecido al de parpadear. Y depende de la hora hasta me guiñan el ojo. Y entonces es cuando lo quiero parar. Me levanto y veo que no tengo ningún reloj digital.

14 Diciembre 2002

No hay comentarios:

Entrada destacada

Las plantas de mi tía Carmen