11.3.10

vejez

Hoy me he despertado veinte años más vieja. La cama estaba fría, no había ni luz ni gas. La casa estaba cubierta por una capa de polvo y fuera el viento soplaba, el tráfico chillaba y me he vuelto a acostar.

26 Noviembre 2002

No hay comentarios:

Entrada destacada

Las plantas de mi tía Carmen