Ir al contenido principal

Las lecturas de Gaspar Llamazares

"Para un adolescente tímido como yo, los libros empezaron siendo un refugio y una aventura con desconocidos, para convertirse después en compañeros imprescindibles en sus distintas vertientes de novela y ensayo, pero en menor medida teatro o poesía."

"Mis primeras lecturas fueron los libros de aventuras como: La Isla del Tesoro o Moby Dick y más adelante mi libro preferido fue El Guardián entre el Centeno."

"Ya en mi juventud me deslumbró la literatura Latinoamericana y en concreto Bomarzo, Cien Años de Soledad, El Siglo de las Luces, La Consagración de la Primavera, La Ciudad y los Perros ..etc. Para encontrar luego a la novela del periodo republicano español con Max Aub, García Lorca... o la italiana con Sciacia. Calvino o Moravia de los que destaco El Barón Rampante, El Vizconde Demediado o El Mar color de Vino..."

"En relación al ensayo político fueron Marcuse y Gramsci mis orígenes con Escritos desde la cárcel y El hombre unidimensional y más tarde los clásicos empezando por El Manifiesto de Marx, El 18 Brumario, etc. Me incorporé más tarde a otros de ecología política y movimientos sociales como Villasante, Sacristán..etc." 

"Otra de mis pasiones es el ensayo histórico de Tuñón de Lara, Viñas, Fontana..."

"Hoy mis libros oscilan entre la literatura norteamericana de Auster o Roth en Némesis y los ensayos sobre la crisis de Vicens Navarro, Krugman y Torres ; o los más ideológicos de Bauman o Zizek."


"Acabo de leer los últimos de Almudena y García Montero: El Lector De Julio Verne y Una Forma de Resistencia y en mi mesita de verano esperan el último de Marta Sanz y El diario robado del Pte. Manuel."



Puedes seguir a Gaspar Llamazares en su perfil de Twitter: @GLlamazares

Comentarios

Entradas populares de este blog

La dispersión. Hasta cuándo

Esas madres planchando ropa de cama para que su preso pueda oler a casa.

Esos críos que se saben los bares de carretera en 1000 kms como la palma de su mano.

Esos cacheos insoportables y gratuitos a ancianos. Esas cabinas sucias cuando las demás están relucientes.

Esos kilómetros insoportables e injustos que tienen que soportar madres, padres, hijos y abuelos, porque su familiar está a cientos y cientos de kilómetros de su casa.

Esas ausencias. Esos silencios. Esos presos enfermos que no reciben la asistencia médica que necesitan porque el Estado español y el sistema penitenciario se ensaña con ellos.

Este finde a ver a mi hermano a 700 km y el que viene a mi amigo a 1000km. Qué economía sostiene eso.

Qué es la dispersión. Quién la inventó. Quiénes la mantienen. Dónde quedan los DDHH.

Qué sueñan esos niños. Qué sueñan esos padres. Qué sueñan esos hermanos. Qué pesadillas tienen.

¿Cuánto duran 45 minutos?

¿Te atreves a llorar cuando le ves?

¿Ven la luna llena desde esa cárcel?

¿Cuál e…

A pelo

Siento un terrible desprecio por aquellos que se aferran a las frases hechas para rellenar espacios de silencio necesarios. El tiempo lo cura todo. No estás solo. Mañana será otro día. Ante todo mucha calma. Pues despierta y calla porque el tiempo no cura nada. Tu gente muere, las heridas duelen, la realidad te pudre y tú envejeces más mal que bien, igual que todos. Con el tiempo solo aprenderás a convivir con tus ausencias y tus miserias, pero no esperes que los días se conviertan en vendas o tiritas. O te ayudas tú, o te hundes. Agárrate fuerte mientras te follan a pelo. Porque sí. Porque estás solo. Sobre ti solo está el cielo. Despierta. Abre los ojos. Y si no tienes nada que decir, cállate.

Michelangelo’s handwritten 16th-Century grocery list