Ir al contenido principal

Las lecturas de Cayo Lara

Fuente de la foto
¿Cree que la Literatura juega un papel importante a la hora de remover conciencias?

Hay literatura que remueve conciencias y otra que las adormece.

¿Por qué cree que hay que leer?

Decían en África que cuando muere un mayor muere una enciclopedia. La escritura y su lectura nos han permitido que no mueran más enciclopedias.

¿Cómo empezó a leer libros con peso político? 

Estuvo íntimamente ligado a mi compromiso político y sindical, que empezó a mediados de los 70. Paulo Freire, Marta Harneker, Karl Marx, Gabriel García Márquez. Acababa de hacer el servicio militar y cultivaba la tierra.

¿Tiene algún primer libro o autor que le conmoviera entonces especialmente? ¿En qué época de su vida le cogió? 


Fue en la Transición. No fui a la Universidad. Poema Pedagógico de A. Makarenko, Puerca Tierra de John Berger y Vientos del Pueblo de Miguel Hernández.

A los jóvenes que comienzan a despertar, ¿qué lecturas les recomendaría? ¿Por dónde empezar?

Cien años de soledad de García Márquez, Los santos inocentes de Delibes, Hay alternativas de Vicenç Navarro, Juan Torres y Alberto Garzón, la biografía de Marcelino Camacho Confieso que he luchado, Decidme cómo es un árbol de Marcos Ana y Corazón helado de Almudena Grandes.

¿Qué autores y obras le parecen imprescindibles? 

Cien años de soledad de García Márquez, Las venas abiertas de America Latina de Eduardo Galeano, D. Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes y las obras completas de Miguel Hernández.

¿Podría hacerme un breve recorrido por su estantería de contenido político? 

No está ordenada, pero hay biografías y memorias de revolucionarios, políticos y sindicalistas. Poesía de autores latinoamericanos y españoles, tratados de economía, sobre sindicalismo y cooperativismo agrarios, relatos de nuestra memoria histórica, de las cárceles en la dictadura, de los batallones disciplinarios, de los maquis, del exilio, del trabajo del PCE en la clandestinidad, de la segunda República Española y de la sublevación franquista, El Capital de Carlos Marx, las obras completas de Lenin, Engels, novela política y social, del cristianismo y el socialismo, de la emancipación de la mujer, sobre la democracia participativa y representativa, el cooperativismo, sobre procesos de integración social, de la globalización capitalista…..

¿Qué libros tiene ahora mismo en su mesilla de noche? 


Destrucción masiva, geopolítica del hambre de Jean Ziegler, Indecentes de Ernesto Ekaizer y Economía: mentiras y trampas de Martín Seco.

¿Me recomendaría tres libros?

Hay alternativas de Alberto Garzón, Juan Torres y Vicent Navarro, Economía Canalla de Loretta Napoleoni y El odio a Occidente de Jean Ziegler.



Cayo Lara es coordinador federal de Izquierda Unida. Puedes seguirle en su perfil de Twitter: @Cayo_Lara

Comentarios

Entradas populares de este blog

La dispersión. Hasta cuándo

Esas madres planchando ropa de cama para que su preso pueda oler a casa.

Esos críos que se saben los bares de carretera en 1000 kms como la palma de su mano.

Esos cacheos insoportables y gratuitos a ancianos. Esas cabinas sucias cuando las demás están relucientes.

Esos kilómetros insoportables e injustos que tienen que soportar madres, padres, hijos y abuelos, porque su familiar está a cientos y cientos de kilómetros de su casa.

Esas ausencias. Esos silencios. Esos presos enfermos que no reciben la asistencia médica que necesitan porque el Estado español y el sistema penitenciario se ensaña con ellos.

Este finde a ver a mi hermano a 700 km y el que viene a mi amigo a 1000km. Qué economía sostiene eso.

Qué es la dispersión. Quién la inventó. Quiénes la mantienen. Dónde quedan los DDHH.

Qué sueñan esos niños. Qué sueñan esos padres. Qué sueñan esos hermanos. Qué pesadillas tienen.

¿Cuánto duran 45 minutos?

¿Te atreves a llorar cuando le ves?

¿Ven la luna llena desde esa cárcel?

¿Cuál e…

A pelo

Siento un terrible desprecio por aquellos que se aferran a las frases hechas para rellenar espacios de silencio necesarios. El tiempo lo cura todo. No estás solo. Mañana será otro día. Ante todo mucha calma. Pues despierta y calla porque el tiempo no cura nada. Tu gente muere, las heridas duelen, la realidad te pudre y tú envejeces más mal que bien, igual que todos. Con el tiempo solo aprenderás a convivir con tus ausencias y tus miserias, pero no esperes que los días se conviertan en vendas o tiritas. O te ayudas tú, o te hundes. Agárrate fuerte mientras te follan a pelo. Porque sí. Porque estás solo. Sobre ti solo está el cielo. Despierta. Abre los ojos. Y si no tienes nada que decir, cállate.

Michelangelo’s handwritten 16th-Century grocery list