Mark Rothko en su estudio de East Hampton, Nueva York, 1964.

Origen de la foto

























Comentarios