11.3.10

Conquistar el aire

He decidido conquistar el aire, y me voy aprovisionando. Ya cuento con un enorme ejército de instrumentos de viento, alas de diversos tamaños colocadas por mi cuerpo, una bandera en mi casco para observar su estrategia, y una manta por si consigo capturarlo. En la cima de un acantilado le esperamos pacientemente, hasta que las flautas anuncian su llegada. Poco a poco van animándose el resto de instrumentos, y la guerra se convierte en una sinfonía, en la que mi pelo, mi vestido, mis alas y mi bandera, bailan al son de un suave y pacífico viento.

17 Febrero 2003

No hay comentarios:

Entrada destacada

Las plantas de mi tía Carmen