11.3.10

Me persigues

Deja de perseguirme. Porque cuanto más te acerques más correré yo. Si simplemente te acercas y me intentas hablar, sería todo mucho más fácil. Yo probablemente me pararía a charlar. Pero si sigues corriendo detrás mía, yo correré mucho más.

14 Marzo 2003

No hay comentarios:

Entrada destacada

Las plantas de mi tía Carmen