11.3.10

Par avion


Esta mañana corría por la ciudad entre la gente, los coches... y de pronto se ha ido la luz. A continuación, todos hemos empezado a hacer diferentes sonidos, intentando al menos oír en esa total oscuridad. El ruido ha ido en aumento hasta llegar a hacerse insoportable, creando una mayor confusión. Entonces ha vuelto la luz. Y todo estaba fuera de su sitio habitual. Gente tumbada sobre el asfalto, sentada entre los coches, y todos mirándonos con sensación de completa invalidez. Y en un silencio tan intenso que nadie se ha podido mover.
Todo estaba parado. Como si fuéramos una película de vídeo en posición de pausa que alguien ha convertido en postal. Nos han pegado un sello y nos han enviado a otro lugar.

29 Enero 2003

No hay comentarios:

Entrada destacada

Las plantas de mi tía Carmen