11.3.10

túnel

He descubierto un túnel detrás de la nevera de mi casa. Va directo hacia el interior de la tierra. Las paredes están forradas de plástico transparente y puedes ver las venas, las arterias, la sangre bombeando. Cuanto más avanzo más se escuchan los latidos, y de vez en cuando se encoge un poco el túnel y se oye tragar. Pero está bien acondicionado, hace fresquito, y no hay humedad. Y parece que estoy llegando al corazón de la tierra, pero está tapado por una puerta, la abro y me encuentro la superficie lunar. Doy un paseo y descubro que sí tiene gravedad. Los cráteres son de arena muy fina, y cuando viene una brisa de aire cambian de lugar. Parece un desierto de dunas, y hace sol pero no demasiado intenso. No se oye un ruido, sólo un pitido constante y lejano. Debí dejarme la nevera abierta, y ese reguero de líquido blanco debe ser la leche, que se habrá volcado y está empapando el interior de la tierra y la superficie lunar.

13 Marzo 2003

No hay comentarios:

Entrada destacada

Las plantas de mi tía Carmen