4.3.11

Puerta de embarque

Queridos pasajeros, estamos llegando a nuestro destino final. En breves momentos vamos a aterrizar en ese lugar ideal en el que las cosas no paran de ocurrir, en el que se viaja continuamente hacia delante. Ya no hay marcha atrás. A continuación, pasamos a destruir su equipaje, porque no les va a hacer falta. Bienvenidos a lo que pueda ocurrir.

No hay comentarios:

Entrada destacada

Las plantas de mi tía Carmen