15.1.12

Tim O'Reilly: Por qué estoy luchando contra SOPA

Crédito de la foto
 

Como el debate sobre SOPA (Stop Online Piracy Act) está provando una ola de ira desde Silicon Valley hasta Washington DC, una serie de influyentes líderes  de la industria tecnológica se ha manifestado en contra de esta propuesta de ley, que le daría al Gobierno y a las empresas privadas poderes sin precedentes para eliminar sitios de internet ante cualquier supuesta infracción de derechos de autor.

A continuación tenéis el resultado de la entrevista que Colleen Taylor realizó a Tim O'Reilly para Gigaom acerca de por qué él cree que sopa está mal y lo que la industria de la tecnología puede hacer para detenerlo. Sus preocupaciones cayeron en cinco categorías principales:
La piratería no es un problema real
A mi modo de ver, no hace falta ningún tipo de legislación en absoluto. Como editor, tengo una experiencia muy amplia en este tema, y el hecho es que la piratería no es un problema importante. Sí, hay gente que piratea mis libros, hay personas compartiendo enlaces a lugares donde se pueden descargar. Pero la gran mayoría de los clientes están dispuestos a pagar si el producto está disponible y el precio es justo. Si tienes una relación con tus clientes y ellos saben que estás haciendo lo correcto, te apoyarán.
Las personas que piratean son probablemente las que nunca te darían un céntimo, para empezar. La piratería es útil para aquellos que están al margen y a los que los mercados legítimos no les sirven adecuadamente. Francamente, si la gente en Rumania puede descargarse mis libros y disfrutar de ellos, más poder para ellos. No van a pagarme de todos modos. 
SOPA protege a las personas equivocadas
Estuve hablado con Nancy Pelosi sobre SOPA el otro día, y me dijo que la experiencia con la piratería es diferente para la gente de la industria del cine. Tal vez, yo no soy productor de cine. Pero sí sé que ahora toda la industria de contenidos se enfrenta a grandes cambios sistemáticos, y proclamar que el descenso de ventas es debido a la piratería, es quedarse en la superficie. Cualquier empresa que proporciona gran contenido online de forma que sea fácil de usar y con un precio justo, ahora mismo tiene un negocio en auge. Las que no, están tratando de luchar contra el futuro.
Así que aquí tenemos una legislación, con todos estos posibles daños, para solucionar un problema que sólo existe en la mente de los que le tienen miedo al futuro.  ¿Por qué debe intervenir el Gobierno en nombre de las personas que no se están poniendo al día?
 SOPA ignora la historia
Si lo miras desde una perspectiva histórica, la industria editorial norteamericana  al completo comenzó con piratería. Hay muchos documentos de Charles Dickens y similares tomando una postura contra estos piratas estadounidenses que estaban robando en su trabajo. Pero América pasó a convertirse en el mayor mercado editorial y de derechos de autor del mundo. Una vez que el mercado madura, los piratas desaparecen. Siempre lo hacen. Los mercados legítimos funcionan mejor que los mercados pirata.
Esto mismo se puede observar de forma más reciente en lo que ha sucedido con la industria musical. Durante un tiempo, las compañías de música luchaban contra las descargas. Pero una vez que aparece Apple con iTunes, que es una alternativa bastante económica y fácil de usar, se convierten en un gran negocio. Nuestros fabricantes de políticas lo que necesitan es alentar a la gente que lo hace bien, no proteger a las personas que claramente no lo saben hacen. Necesitan proteger nuestro futuro. 
Tecnología y lobby no se mezclan 
Sin duda, la industria de la tecnología necesita hacer mucho lobby en Washington, DC. Pero la noción de lobby supone un anatema para la gente del mundo de la tecnología y por buenas razones. Estamos acostumbrados a un mundo en que la gente diseña productos que tienen un propósito, donde tu trabajo habla por sí mismo. Así que sí, la industria tecnológica debería intentar comunicarse más con la gente de Washington, pero al mismo tiempo, los congresistas deberían poner en práctica su propio juicio independiente.
Estados Unidos necesita innovación tecnológica
Leyes como SOPA nos hacen escleróticos como país, donde tenemos todas estas cargas adicionales que proporcionan pocos beneficios. En general esto convierte a América en un lugar menos competitivo. Si SOPA sale adelante, muy bien podría obligar a ciertas empresas de innovación a trasladarse fuera. Hay industrias que siempre protestarán contra cada avance tecnológico; pero cualquier país con visión de futuro necesita proteger sus industrias emergentes. 
 Texto original aquí

No hay comentarios:

Entrada destacada

Las plantas de mi tía Carmen