Diario

Llevaba días, semanas, echando de menos tener conexión a internet en casa para poder continuar actualizando el blog. Quería volver a escribir a diario. Y ahora que por fin tengo, se me ocurren tantas primeras frases por las que empezar, tantos temas, que se me enredan en la cabeza, se me enganchan al pelo, las cejas, la nariz, la boca, y ya casi no puedo respirar.


Comentarios