10.9.15

Vivir sola



Me he cruzado con un chico con el que de pronto me he imaginado viviendo. Viviendo desde hace tiempo. En una casa con mucha luz y desordenada. Con todos mis libros, su música, mi perro, su ropa... Levantándome por las mañanas corriendo a tomar el café, intentando no hacer ruido para no despertarle y tener que soportar su habitual mal aliento y sus ganas de discutir. Pero le he despertado. Y sí, hemos discutido. Y estoy tan harta de todo esto, que ya no recuerdo cómo era vivir sola. Me entran tantas ganas de recordarlo, que pego un portazo y me vuelvo a mi casa. A vivir sola.

No hay comentarios:

Entrada destacada

Las plantas de mi tía Carmen