23.3.17

¿Por qué la frase final de "El Castillo" de Kafka está a medias?


Kafka es considerado hoy día uno de los escritores más importantes de todos los tiempos, pero esto estuvo a punto de no ser así. En vida publicó dos colecciones de relatos, además de los que aparecieron publicados en revistas literarias de la época. Pero la mayoría de su trabajo fue publicado después de su muerte. Pero antes de que esto ocurriera, Kafka le había pedido a su íntimo amigo Max Brod que, en cuanto falleciera, se encargara de quemar todos sus manuscritos. Brod, consciente de la enorme calidad de sus textos, decidió ingnorar la petición apocalítica de su amigo, y "El Proceso", "El Castillo" y "America" fueron publicados póstumamente.

"El Castillo" es la última obra conocida del autor. Escrito con esa ansiedad existencial que le caracteriza, trata el tema recurrente a lo largo de su trabajo de la burocracia bizarra, la alienación y la culpa, con esa extraña fusión entre realismo y fantasía.

Front cover of the first edition of Kafka’s The Castle, 1926
La narrativa sigue a un protagonista llamado K. que se muda a un pequeño pueblo y trata desesperadamente de ponerse en contacto con las misteriosas autoridades que lo gobiernan desde un castillo fortificado. La novela se caracteriza por su ambiente sombrío y surrealista, desde donde Kafka refleja lo absurdo de la existencia.

Kafka comenzó a escribir esta novela en 1922, nada más llegar a la estación de montaña de Spindlermühle, que actualmente forma parte de la República Checa. En aquel momento ya estaba terriblemente enfermo de tuberculosis, pero había decidido terminar la novela en el transcurso de los próximos años.

No le dio tiempo.

Kafka murió de tuberculosis el 3 de junio de 1924, a los 40. Estuvo cerca de terminar "El Castillo", pero la frase final de la novela está a medias debido a su muerte prematura.

No hay comentarios:

Entrada destacada

Las plantas de mi tía Carmen