17.6.15

Hombres en ruinas por todas partes



Qué complicado te ponen los hombres de más de 40, el ser mujer a partir de los 40. Qué capacidad tan enorme tienen para ponerte trabas a la hora de, ya no sentirte atraída por ellos, ni como amantes ni como amigos, sino de respetarles.

Una trata de construirse por dentro, de hacer cosas interesantes, de convertirse en una mujer lo más completa y mejor amueblada posible, y es un camino que tienes que recorrer sola. Ellos, da igual que sean de tu entorno laboral, personal o profesional, que pierden la concentración en cuanto se les cruza una chica de 20 años en pantalones cortos, y el respeto o admiración que pudiste sentir, se cae a la misma velocidad que un edificio se convierte en ceniza al ser demolido.

Yo no quiero que nadie me valore por mi culo. No me interesa. Pero una no vive sola apartada del mundo. En tu entorno no te queda más que lidiar con hombres de tu edad o mayores, para los que eres invisible.

Tus proyectos, tus logros, tus intereses, por lo visto solo son tuyos a partir de los cuarenta si nada tienen que ver con enseñar el culo o las tetas.

No hay comentarios:

Entrada destacada

Las plantas de mi tía Carmen